Colombia, Home

Universidad Pontificia Bolivariana

"Vigilada Mineducación"

COVID-19 y su impacto en la industria aérea

Publicado el: 26-03-2020

Impacto, reglamentación y recomendaciones de la industria aérea frente al COVID-19

COVID-19 y su impacto en la industria aérea

El 30 de enero de 2020 la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la pandemia del COVID-19 como una Emergencia de Salud Pública de Preocupación Internacional. Este virus que se ha propagado poco a poco por diversos países ha repercutido en diversos sectores de la economía, entre esos, de manera directa en la industria aérea.

“Desde el 11 de septiembre la aviación no sufría un impacto tan fuerte como el que está sufriendo en la actualidad. En este momento se necesitan tomar medidas drásticas e inmediatas para evitar la propagación del COVID-19 como lo es la cancelación de vuelos comerciales, es un hecho sin precedentes, netamente humanitario. Estamos pasando por una crisis de igual o mayor magnitud a la de una guerra mundial, se deben tomar medidas extremas para prevenir pérdidas humanas”, señaló Juan Carlos Perafán, docente de la Facultad de Ingeniería Aeronáutica de la UPB (link: https://www.upb.edu.co/es/pregrados/ingenieria-aeronautica-medellin).

La OMS, la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) y la Asociación Internacional de Transporte Aéreos (IATA) son los organismos encargados de direccionar los cuidados y recomendaciones que se deberán tener en cuenta en este sector.

Según el docente Perafán, precisar qué va a pasar en el corto y mediano plazo es difícil, pero la balanza se inclina hacia un panorama bastante retador, las aerolíneas generan ganancias con sus aeronaves en el aire, por lo tanto, se esperaría que los Estados tomen medidas para por lo menos minimizar el impacto económico negativo que espera recibir el sector aéreo. “La aviación no son solo aerolíneas, la aviación es un ecosistema empresarial donde confluyen aerolíneas, empresas de chárter, fábricas de aeronaves y de partes, escuelas, proveedores de catering, infraestructura y personal en tierra, etc., es una industria de la cual viven millones de personas alrededor del mundo”, afirmó Juan Carlos.

Conforme al Manual para la Gestión de Eventos de Salud Pública en el Transporte Aéreo (link https://www.who.int/ihr/publications/9789241510165_eng/es/) de la OMS, en la fase de evaluación de riesgos, sanidad portuaria deberá tener en cuenta: viajeros, empleados del aeropuerto, personas que reciban a los viajeros, aeronaves, tripulación, medioambiente y población local de la zona circundante.

Además, en cuanto a la prevención de viajeros y carga se tendrán en cuenta los siguientes aspectos:

Viajeros:

El personal de sanidad de los aeropuertos y aerolíneas estarán capacitados y tendrán asesoramiento médico para poder detectar a los viajeros que no estén en condiciones de volar, sometiéndolos a una evaluación sanitaria antes de embarcar. El viajero podrá retrasar el vuelo hasta que se haya recuperado o tenga autorización médica para viajar (si se niega a aplazar su viaje, la aerolínea puede ejercer su derecho a denegar el embarque).

Carga:

La documentación del envío de carga por vía aérea será fundamental para la seguridad de la manipulación. El servicio de aduanas de cada estado podrá someter cargas sospechosas o posiblemente contaminadas a un examen o inspección visual, por rayos X o de otro tipo y certificar que la carga efectivamente puede ser enviada. En caso de que la carga pueda ser un peligro para la salud pública se podrá denegar su entrada o someterse a una evaluación nuevamente.

Cabe resaltar que ya han existido virus, enfermedades, plagas o pandemias que han repercutido de manera directa en el sector aéreo. “La gran interconectividad que existe en la actualidad es un paradigma para la humanidad, pero es un riesgo para el brote de plagas y epidemias en cualquier parte del mundo, riesgo que se tiene que evitar. El caso del SARS, la última gran epidemia, puso a prueba las capacidades de las aerolíneas para mitigar este tipo de problemas, organizaciones como la IATA documentaron muy bien dichos eventos y priorizaron acciones como boletines periódicos y congresos con el fin de prevenir sucesos desafortunados”, mencionó Juan Carlos Perafán.

Según el comunicado de prensa del IATA del 20 de marzo de 2020 la OACI, la OMS y la Organización Marítima Internacional (OMI) piden acciones a las Naciones Unidas para que hagan llamados urgentes a todos los gobiernos con el fin de tomar medidas inmediatas para ayudar al sector de la aviación y del trismo y resistir al COVID-19.

En cuanto a la recuperación de la industria aérea frente al COVID-19, el docente Juan Carlos Perafán hace énfasis en el mecanismo del Leasing, que hace referencia al alquiler de aeronaves en el transporte aéreo. “Algunas aerolíneas tienen aeronaves propias y otras alquiladas, en este tipo de situaciones lo más eficaz sería vender las propias y con ese dinero alquilar las aeronaves y suplir las pérdidas administrativas, porque a largo plazo siempre será más rentable alquilar que tenerlas propias”, concluyó el docente.

Por María Fernanda Arrubla López, Agencia de Noticias UPB - Medellín.

CONTACTAR

...Cargando formulario

AVISO COOKIES+

Universia utiliza cookies para mejorar la navegación en su web.
Al continuar navegando en esta web, estás aceptando su utilización en los términos establecidos en la Política de cookies.

Cerrar +