Colombia, Home

Universidad del Norte

"Vigilada Mineducación"

Maestría en Educación de Uninorte, 25 años formando verdaderos docentes

Publicado el: 06-02-2017

Con una trayectoria de un cuarto de siglo y cerca de mil egresados, la Maestría en Educación de Uninorte celebra este 2017 su aniversario resaltando sus logros más importantes.

Maestría en Educación de Uninorte, 25 años formando verdaderos docentes

Creada en 1991 en socio con la Universidad Javeriana, hoy se perfila como la más completa de su tipo en el Caribe colombiano, evidenciado en los perfiles de los graduados y el impacto que han tenido en colegios, universidades y centros de investigación.

“Muchos están en posiciones de alta responsabilidad como, son rectores y vicerrectores. Muchos de los mejores colegios de Barranquilla tienen egresados nuestros. El sello de la Maestría en Educación como programa de formación de docentes ha llegado a todos los rincones prácticamente de la costa. Hemos recibido estudiantes de Cesar, Córdoba, Magdalena, La Guajira, Bolívar y Atlántico. También hemos tenido estudiantes de Bogotá y de otras partes del interior del país, y de países como España y China”, cuenta Mauricio Herrón, coordinador del programa.

Para él, esta es la contribución del programa a la mejora en la calidad de la educación, con lo que concuerda el decano del Instituto en Estudios en Educación, José Alfredo Aparicio Serrano.

“Cuando inviertes en un estudiante para que se forme profesionalmente, sin duda estás generando un cambio social que probablemente tenga repercusiones en su familia cercana. Pero cuando inviertes a través de un docente, estás realmente generando una posibilidad de transformación a través de su labor que es de trabajo social y grupal. Un docente que tiene cursos de 15 a 40 niños está transformándolos a todos ellos si realiza una buena labor”, señala el decano.

Esto lo logra con elementos diferenciadores como la calidad de su planta docente (con formación de maestría y doctorado), el mismo campus y los beneficios académicos y tecnológicos que brinda, el constante proceso de autoevaluación y restructuración para mantenerse al día con las demandas del contexto y las necesidades de los profesores de hoy y los diez énfasis que ofrece.

Estos, según explica Herrón, le da mayor dinamismo a la maestría en términos de formación “porque muchas veces los docentes no tienen claridad sobre lo que quieren hacer, y a través de los énfasis les damos unas líneas de acción e investigación en las que ellos pueden ejercer”. Considera que este elemento permite que a la hora de ejercer puedan concretar esfuerzos para mejorar un aspecto puntual.

Pero sobre todo, el decano Aparicio considera que lo que hace única a la Maestría en Educación de Uninorte es el compromiso que tiene de formar maestros que no enseñen sino que eduquen.

“Lo primero es lo que hace solo un experto disciplinar que tiene un conocimiento y puede compartirlo con un aprendiz, mientras que educar en realidad ve todas las dimensiones del aprendiz, entiende que la labor del profesor no solamente es trabajar con un tipo de contenido en concreto (lo que el estudiante debe saber) sino con las otras dimensiones de ese sujeto”, señala.

Para él, este modelo de formación implica no solamente volverles más expertos en algo, sino en convertirlos en mejores personas, porque los maestros enseñan también con lo que son, hacen, dicen y piensan. “Les hacemos ver a los docentes su labor no como la de transmitir un conocimiento sino como la de crear, facilitar o promover las condiciones en las cuales el estudiante aprenda, y no solo saberes, sino también a cambiar como persona”.

 

solicitar información