Colombia, Home

Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito

"Vigilada Mineducación"

CAMINADORES ROBÓTICOS DE BAJO COSTO LISTOS PARA FINAL DE AÑO

Publicado el: 14-06-2019

Estudiantes y profesores de las universidades de Boston (USA), Área Andina (Pereira) y Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito, de Cundinamarca, trabajan en el desarrollo de un dispositivo que beneficiará a personas de escasos recursos con problemas de movilidad.


  • A final de este año el dispositivo, pensado para adultos mayores con problemas de marcha, al igual que para pacientes con lesiones medulares o cerebrovasculares, estará en cada una de estas universidades para iniciar investigaciones. Por ser robótico e inteligente, monitorea parámetros de marcha y actividades cardiovasculares.
  • Karen Jacobs, quien parte hace parte del equipo investigador, experta en terapia ocupacional y profesora de la Universidad de Boston, hablará de un estudio que llevó a cabo con egresados de esta institución, el cual revela que personas con trauma craneoencefálico sí pueden integrarse a la vida laboral.


Este jueves 13 de junio, a partir de las 8 de la mañana, se llevará a cabo una gran jornada académica en las instalaciones de la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito, denominada “Seminario internacional sobre investigación multidisciplinaria para tecnología de asistencia asequible: Proyecto 100, Strong in the Americas”.

El evento, del programa de Ingeniería Biomédica, que se realiza en el marco del proyecto “Red Bilateral de Estados Unidos y Colombia para la Investigación y el Intercambio Educativo: Tecnología de Asistencia Asequible para el Desarrollo Rural y de la Paz”, servirá para divulgar los avances que se tienen en el desarrollo de un caminador robótico de bajo costo, que adelantan las universidades de Boston, Área Andina, y Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito y para conocer nuevas perspectivas de este trabajo interdisciplinario.

El dispositivo, dice el profesor de ingeniería biomédica de la Escuela, Carlos Cifuentes, quien adelantó su doctorado en caminadores, “ayudará a los adultos mayores de las zonas rurales colombianas a entrenar marcha, pues con la edad se vuelven sedentarios e inseguros, y por ser robótico e inteligente, permitirá monitorear parámetros y actividades cardiovasculares”.

Y agrega que: “también ayudará a pacientes con lesiones medulares o cerebrovasculares que tengan limitaciones de la marcha. El dispositivo les permitirá desenvolverse de forma independientemente y les evitará problemas sicológicos y mentales a largo plazo”.

Para la profesora Marcela Múnera, ingeniería biomédica de la Escuela, “esta investigación permitirá integrar varias plataformas y hacer estudios en paralelo con pacientes de Estados Unidos, Pereira y Cundinamarca. Al ser una herramienta de bajo costo, si se rompe o si se daña no se convierte en un problema grave para el paciente”.

La opinión de la ingeniera apunta al hecho de que en el país se han desarrollado tecnologías muy avanzadas pero para personas con muchos recursos económicos. “Faltaba un dispositivo de este tipo que beneficie a la población menos favorecida”. Al compartir la plataforma tecnológica, el caminador robótico permitirá hacer estudios complementarios y muestras de pacientes en Cundinamarca, Pereira y Boston (USA).

En este momento, en la Escuela hay cuatro estudiantes de doctorado en Terapia Ocupacional, de la Universidad de Boston, que están investigando en clínicas de Bogotá, sobre todas las limitaciones en movilidad que tienen las personas que usan caminadores. “Esto nos dará mucha información para completar el desarrollo del dispositivo”, dice el ingeniero Cifuentes.

Sin duda, el proyecto ya está aumentando la movilidad entre estudiantes de Estados Unidos y Colombia, y en ese sentido, mejorando el desarrollo rural y la paz del país, propósito este de las organizaciones Parnens of the Americas e Icetex, que lo financian.

Para llevar a cabo el desarrollo de este caminador, la Universidad de Boston trabaja tecnología de asistencia con la profesora Rebeca Korchet. Con la profesora Karen Jacobs, experta en terapia ocupacional, la parte de salud, fisioterapia e ingeniería. La Escuela, por su parte, tiene a los ingenieros Carlos Cifuentes, Marcela Múnera y a tres estudiantes de electrónica, mecánica y biomédica. Área Andina, de Pereira, aporta desde el campo de la salud.

Al final del año, el caminador estará en Bostón, Pereira y aquí en Cundinamarca, para empezar con pruebas. A mediano plazo deberá llegar a las clínicas de estos tres lugares. A largo plazo, esta tecnología deberá replicarse y comenzar a beneficiar a la población vulnerable.

solicitar información