Parque E

César Zapata, de directivo a emprendedor

Publicado el:: 15-12-2016

Tashi, una bebida limonada saborizada con zumo de limón natural y sin conservantes, es la apuesta de María Camila Tamayo y César Zapata, quienes creen que más que una bebida, su oferta es un concepto de libertad de escoger, de independencia, de no estar atrapados en la rutina.

César Zapata, de directivo a emprendedor

Actualmente, su empresa es acompañada por la Secretaría de Desarrollo Económico de la Alcaldía de Medellín, quien a través del Parque del Emprendimiento, les brinda asesoría para incrementar sus probabilidades de éxito y fortalecerse en materia empresarial.

Todo empezó con su gusto por las bebidas limonadas, que siempre pedían al salir a comer; sin embargo el sabor y la consistencia –muchas veces frappé-, incluso en el mismo restaurante, variaban mucho. Entonces vieron una buena oportunidad para crear un producto que además se encontrara en una presentación que no necesariamente fuera para consumo inmediato, “porque en el mercado no se ofrecía nada que estuviera estandarizado”, comenta César, administrador de empresas, especialista en Alta Gerencia y Magíster en Administración de la Universidad de Medellín, quien es el gerente administrativo y comercial.

El concepto que acompaña a Tashi: ‘libertad de escoger’, surge de la misma elección de César Zapata, quien era coordinador administrativo del Fondo de Empleados FEISA en Medellín, y decidió dejar su cargo para crear empresa. Aunque en principio fue “traumático para la familia”, debido al puesto que tenía y al ejemplo que representaba en la familia, “empezaron a creer en mí el día que llamé a mi papá, y le dije: ‘Pá, bajá un momentico que necesito que me ayudés aquí para empacar unas cosas en el cuarto útil’, y había un camión de 30 toneladas parqueado al frente del edificio con un montón de botellas. Desde ese momento me empezó a apoyar, y a preguntarme cómo me iba.

César considera que entre los aprendizajes importantes que le dejó su anterior empleo se encuentra el apoyo a las diferentes áreas del Fondo; una de ellas: educación, que se enfocaba mucho en apoyar los emprendimientos de los empleados de las empresas vinculantes. Conociendo el apoyo y las instituciones que lo brindaban, tuvo claro cómo iniciar.

La empresa, en principio, recibió el apoyo de una de las instituciones que César ya conocía por su trabajo, con la que conocieron algunas bases financieras y comerciales, además encontraron allí a la ingeniera de alimentos que hizo en ese momento el desarrollo de producto.

Camila, administradora de empresas de EAFIT y estudiante de Maestría en Finanzas, gerente general y compañera sentimental de César, por su parte, siempre encontró incentivos en el hogar para independizarse y emprender: “desde que era estudiante en el colegio ya estaba pensando en cómo crear empresa”. En su adolescencia ya contaba con experiencia en algunos negocios familiares, y quería una oportunidad para independizarse y demostrar que no todo está hecho, y mostrar otras ofertas al mercado. “El click para emprender fue la independencia, para mí es muy importante mi tiempo”-añade; como emprendedora, considera que aunque trabaje los domingos a las 10:00 de la noche, no siente la rigidez de los horarios.

En el proceso se ha validado que los detallistas estén de acuerdo con el precio y el sabor del producto, con una muy buena respuesta. Actualmente se está buscando la apertura en el mercado nacional, para lo que están negociando con distribuidores la apertura a este mercado; “hay alguien especializado para eso, pensando que a todos en la cadena nos vaya bien en lo que sabemos hacer”.

Tashi, además considera fundamental agregar a su trabajo responsabilidad social: en este momento trabajan con la Fundación ‘Soñar despierto’, en la que hacen eventos para recaudar fondos, con el objetivo de cumplir los sueños de niños con enfermedades terminales y niños de bajo recursos, y darles kit escolares. Tashi dona el producto para los eventos que se realizan en la Fundación: cenas de recolección de fondos. “A ellos les falta lo que a nosotros nos sobra, que es tiempo, y qué bueno poder contribuir con eso”, comenta emotivo César.

También, de la mano de Peldar, a través de la campaña ‘Glass Is Life’ potencian el reciclaje del vidrio, material que utilizan para el empaque de todos sus productos.

Hoy tienen el plan de exportar, para el que están recibiendo el apoyo de la Cámara de Comercio Aburrá Sur y ProColombia, y analizan mercados en Australia y América Latina. Tan pronto concluyan la elaboración del plan exportador, irán buscando los distribuidores nacionales, para posteriormente dar inicio a la exportación de su producto.