Colombia, Home

Universidad Libre - Seccional Bogotá

"Vigilada Mineducación"

Crisis del río Cauca afectará el régimen hídrico de Antioquia, Córdoba y Cesar

Publicado el: 20-02-2019

Dos expertos de la Facultad de Ingeniería advierten de los riesgos que traerá la afectación del caudal del río Cauca en los municipios ubicados aguas abajo de Hidroituango.

Crisis del río Cauca afectará el régimen hídrico de Antioquia, Córdoba y Cesar El hecho de haber reducido en 80% el caudal del río al pasar de 500 metros cúbicos por segundo a solo 100, “traerá consecuencias en el régimen hídrico en los departamentos de Antioquia, Córdoba y Cesar

Las afectaciones que ha sufrido el río Cauca en las últimas semanas por cuenta del cierre de la segunda compuerta del proyecto de Hidroituango, podrían alterar el régimen de lluvias en, al menos, tres departamentos del norte de Colombia.

El hecho de haber reducido en 80% el caudal del río, como sucedió la semana pasada, al pasar de 500 metros cúbicos por segundo a solo 100, “traerá consecuencias en el régimen hídrico en los departamentos de Antioquia, Córdoba y Cesar”, que son las zonas de influencia de reducción del afluente.

“Allí, de continuar las condiciones actuales, es posible que se modifiquen los escenarios climáticos futuros de precipitación”, advierte Juan Antonio Aragón Moreno, Ingeniero Ambiental y Magíster en Meteorología de la Universidad Libre.

Según el experto, la afectación del río puede ocasionar que “zonas que se proyectaban como normales se pueden convertir en deficitarias, y aquellas que eran deficitarias podrán alcanzar el estatus de deficitarias severas, y esperando que, bajo las condiciones propias de variabilidad climática, como El Niño/La niña, así como otro tipo de oscilaciones que afecten el territorio, podrían ser más extremos los periodos de sequía”.

A lo anterior, Aragón agrega que el río Cauca es contaminado por más de 10 millones de colombianos a lo largo de su cuenca, sobrevive a un primer represamiento que se extiende 31 Kilómetros en la represa La Salvajina, y se ve afectado por una serie de actividades de extracción de oro que le aportan grandes cantidades de mercurio al cauce.

No se midieron los riesgos
Otro experto, también de la Universidad Libre, considera que la crítica situación del segundo río más grande de Colombia puede tener varias explicaciones, pero una de ellas estaría relacionada con deficiencias en la aplicación de normas de gestión del riesgo.

El Ingeniero Geógrafo y Magíster en Gestión Ambiental Gilberto Vallejo Moreno, dice que estas normas “no se han aplicado en todo su rigor”.

Se refiere a los Decretos 1388 de 1997 sobre Plan Desarrollo Territorial; 1640 de 2012 sobre Cuencas Hidrográficas y el Decreto 2041 de 2014 sobre Licencias Ambientales.
“Hay riesgos naturales y tecnológicos, el de Hidroituango es un riesgo tecnológico, antrópico, generado por la acción del hombre. Si uno revisa el Plan de Ordenamiento y Manejo de Cuencas (Pomca) de La Mojana en el rio Cauca, que es del periodo 2012-2014, se ve que no se analizó el riesgo como posible escenario para la zona”, dice Vallejo, que además es Consejero de la Cuenca del río Bogotá.

El investigador recuerda el caso del municipio de Guaranda, en La Mojaba sucreña, donde su alcalde Pablo Rivas denunció, cuando comenzó la emergencia en el río Cauca, que el peligro no era solo por inundación, como en otras épocas, sino por niveles muy bajos del caudal.

“El proyecto de Hidroituango será la ruina de los habitantes de la región, pues se alteran los caudales del río Cauca y con esto el nivel freático, principal base de la productividad de La Mojana”, afirmó el mandatario local en su momento.

Pero ese es solo un ejemplo, pues el docente advierte que es necesario revisar todos los Planes de Ordenamiento Territorial de los demás municipios ubicados aguas abajo del río Cauca del sitio de presa en Ituango, así como los Pomca de los demás ríos de la subcuenca.

“Todos esos ríos de la subcuenca también podrían verse afectados por la construcción del proyecto. Esa operación hay que verla en el largo plazo. Es un análisis que hay que hacer con el tema de riesgos a 40 o 50 años tanto por la construcción como por la operación del proyecto Hidroituango”, afirma.

Vallejo Moreno también sostiene que para prevenir futuros riesgos en la zona hay que mirar los Planes de Ordenamiento Territorial de Manejo Ambiental, que en su experticia son “muy superficiales”.

“Uno analiza riesgos endógenos y exógenos, habría que preguntarse cuál es la mirada que le han hecho desde el proyecto Hidroituango a la cuenca aguas abajo en su influencia negativa por riesgos y por impacto”.

Es decir, que no se ha calculado el impacto de los riesgos porque no se han aplicado con rigurosidad las normas e instrumentos legales sobre ordenamiento territorial y ambiental.

“No es lógico pensar que una cuenca hidrográfica no es modificada por un megaproyecto como este. No es lo mismo hacer una proyección del impacto sobre una cuenca con un megaproyecto como este, que sin el megaproyecto”, añade el experto.
Así mismo, considera importante que se revisen todos los documentos y permisos que ha pedido la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), para la toma de decisiones en el proyecto.

“Me llama la atención la calidad de los estudios ambientales. El punto es que la gestión del riesgo por algo se ha concebido, para evitar que sucedan cosas en la operación del proyecto mucho más relevantes de lo que ha sucedido. Eso es lo que hay que prever”, concluye el experto.

solicitar información