Colombia, | Home

Universidad EAFIT - Medellín

"Vigilada Mineducación"

Catalina, la eafitense que dirige Los días de la ballena

La egresada del pregrado en Comunicación Social estrenó su obra prima, una película que presentó en el Festival de Cine de Cartagena y fue seleccionada para el South by Southwest Film Festival (SXSW) y el Colombian Festival de Nueva York, ambos en Estados Unidos. La producción tuvo como director de fotografía al también egresado de la Universidad David Correa Franco, quien ha trabajado en otras producciones cinematográficas como Los nadie y actualmente realiza el documental Partes de una casa.

Catalina, la eafitense que dirige Los días de la ballena ​La idea de Catalina Arroyave no puede ser otra que seguir haciendo muchas películas y por eso en este momento, en Rara Colectivo, trabajan en una segunda película dirigida por Mariana Gil. Foto cortesía.

Todo lo que tiene en su cabeza por estos días es Los días de la ballena. Es su opera prima y por eso Catalina Arroyave Restrepo no puede dejar de hablar de ella y no dejará de hacerlo porque esta eafitense, directora y guionista de cine, ya tiene varias fechas para presentar su cinta en destacados festivales del séptimo arte, como el South by Southwest Film Festival (SXSW) y el Colombian Festival de Nueva York, ambos en Estados Unidos.

La comunicadora social de la Universidad habla sobre su película, que se estrenó el 8 de marzo, fue parte de la selección oficial del más reciente Festival Internacional de Cine de Cartagena (Ficci), tiene a Medellín como escenario y plasma la vida de jóvenes y artistas urbanos.

¿Dónde nace la idea de Los días de la ballena?

Su origen está en mi necesidad de hablar de qué es ser mujer en Medellín, surge de que me parece muy importante poner sobre la mesa el tema del control territorial de los espacios de nuestra ciudad y de las ganas de hacer una película que fuera una experiencia visual y sonora. El arte urbano fue la forma perfecta para crear una experiencia donde las personas no solamente vieran una historia, sino que disfrutaran de una ciudad colorida, pintada, llena de murales y con la música de artistas urbanos muy talentosos.

¿Cómo fue la creación del guion?

Empezó en el año 2014 y terminó en 2018: duró tres años. Fue un proceso muy intenso en el que tuve que profundizar en esas cosas que yo necesitaba decir. Investigué hablando con artistas urbanos, líderes de distintos barrios de la ciudad, con personas que tenían experiencias muy cercanas a la película. Fue un proceso doble: mirar hacia adentro para saber qué era lo que necesitaba decir en esta película. Y mirar afuera para entender cómo se relacionaba con la ciudad, otra de las protagonistas de Los días de la ballena.

¿El apoyo de Rara Colectivo, su grupo creativo audiovisual, cómo ha sido?

Es la razón por la que existe la película: si Rara no existiera, Los días de la ballena tampoco. Es la casa donde recibí el apoyo del productor, Jaime Guerrero, y del director de fotografía, David Correa. Todo el equipo estuvo pendiente de las reescrituras del guion, del proceso de montaje y ayudaron en el casting. Rara es la familia de la que nace la película.

¿Qué apoyo tuvieron de la industria para la producción cinematográfica?

El proceso tuvo distintas etapas. Me gané la Beca de Creación de la Alcaldía de Medellín para escribir el guion y otra para participar en el Laboratorio de Guion de Cinefilia. Después nos ganamos el Fondo para Desarrollo Cinematográfico para Primeras Películas. Esa fue la parte de la financiación más importante. Luego ganamos Mejor Película de Ficción en el BAM (Bogotá Audiovisual Market) y con eso pudimos hacer el color de la película. Además, tuvimos el apoyo de distintas empresas como MadLove, La Poderoso Cine, Elephant, Clap, 235 y Amplitud que son socias de nuestra película.

¿Cómo llegó la película a la selección oficial de los distintos festivales internacionales?

Terminamos la película hace poco, a inicios de este año. La mandamos a concursar a diferentes festivales y fuimos invitados a participar en South by Southwest, que es uno de los festivales de cine independiente más importantes de Estados Unidos. Decidimos arrancar por ahí porque sentimos que la historia se conecta con el espíritu del festival: abierto y libre donde se reconoce el trabajo de artistas de diferentes disciplinas. También nos invitaron al Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias, al Festival Internacional de Cine Colombiano de Nueva York y ya tenemos confirmados otros festivales para el estreno latinoamericano. Esperamos que la ruta continúe para compartir la película con distintas personas en el mundo.

¿Qué siente por ser reconocida en importantes festivales de cine?

Muy emocionada. Por ejemplo, a Cartagena venía desde hace diez años. La primera vez fue con mi cortometraje El Truco. En ese momento recibí un apoyo de EAFIT para venir al festival. He estado en muchas ediciones: fui prensa, fui participante, fui industria y este año invitada. Se siente como una recompensa, como si estuviera empezando a recoger los frutos de un largo proceso.

¿Qué lección le dejó estudiar en EAFIT para la creación de la película?

Los profesores de periodismo fueron muy importantes en la Universidad porque el proceso de investigación de esta película es periodístico, fue hacer entrevistas. Esos conocimientos los afiancé en el pregrado en Comunicación Social. Me ayudó tener grandes docentes como María Rocío Arango, Raúl Gómez, Júlder Gómez, Sonia López... Abrieron mi mente a cosas que no conocía y creo que ese pensamiento crítico que me dio la Universidad fue fundamental para una construcción como Los días de la ballena.

¿Y qué aprendió de la experiencia de intercambio académico en Buenos Aires (Argentina)?

¡Por supuesto, esa es la otra parte! Mauricio Vásquez y Diego Montoya fueron profesores extraordinarios, de ellos aprendí mucho y en Buenos Aires tuve a mis grandes maestros de cine. Si no hubiera sido por ese año que pasé en la Universidad de Buenos Aires, esta película no existiría. Ahí fue que empecé a tener nociones reales de cómo hacer un largometraje; sin ese conocimiento Los días de la ballena no sería posible.

¿Qué hay que saber para hacer cine?

Hay muchas cosas que uno tiene que aprender: la dirección de actores, cómo organizar el equipo para hacer la película, etc. Al haber estudiado Comunicación Social muchas cosas que aprendí me sirvieron muchísimo, pero también tuve que buscar otras en escuelas especializadas de cine. Tuve la oportunidad de estudiar en San Antonio de los Baños (Escuela Internacional de Cine y Televisión, EICTV, en Cuba) durante unos meses. Ese trayecto también fue muy importante, pues aprendí herramientas básicas de dirección que fueron necesarias para hacer esta película.

El director de fotografía de la película es David Correa, también egresado de EAFIT. ¿Cómo ha sido el trabajo con él?

David en este momento realiza un documental que se llama Partes de una casa. Nosotros tenemos un colectivo audiovisual, junto a otros amigos, que se llama Rara. Él es director de fotografía desde hace algunos años y ha tenido este cargo en películas como Los nadie, Tierra mojada y Los días de la ballena. Es un camino que ha hecho conmigo, procesos que han ido de la mano. Cada uno tiene un proyecto de creación que permite que los dos tengamos películas en este momento.

solicitar información