Colombia, Home

Universidad Central

"Vigilada Mineducación"

U. Central caracteriza con mapas la inseguridad en las UPZ de Bogotá

Publicado el: 24-07-2019

Cada mapa evidencia el cambio en la geografía y comisión de los delitos de alto impacto en cada Unidad de Planificación Zonal (UPZ) urbana de Bogotá, durante la actual administración distrital.


  • El estudio, elaborado por la Especialización en Geografía y Gestión Ambiental del Territorio, confirma que la inseguridad en la ciudad es un hecho real y no un fenómeno de percepción.
  • En conjunto, delitos de alto impacto (homicidios, lesiones personales, hurtos a establecimientos de comercio, entidades financieras, personas, residencias, bicicletas, celulares y lesiones personales) registraron un aumento sostenido del 171 %, al comparar las denuncias presentadas entre 2016 y 2018.
  • La investigación analizó las cifras oficiales anuales (2016, 2017 y 2018) del Sistema de Información Estadístico Delincuencial y Contravencional (SIEDCO-PONAL).

“La inseguridad en Bogotá es un fenómeno que trasciende la sola percepción de los ciudadanos. Se confirma en hechos reales, registrados en cifras oficiales”. Así lo indicó Johan Avendaño Arias, coordinador de la Especialización en Geografía y Gestión Ambiental del Territorio de la Universidad Central, quien, junto con Santiago Martínez, estudiante asistente del posgrado, se dedicó a la caracterización de los delitos de alto impacto cometidos en la ciudad.

A diferencia de los reportes y análisis continuos que se adelantan con base en las cifras oficiales de la Secretaría Distrital de Seguridad, la Fiscalía y la Policía Nacional; el equipo de la Universidad Central hizo una caracterización por cada una de las UPZ que conforman las localidades, haciendo un registro y análisis sobre las denuncias que los ciudadanos presentaron por delito ocurrido.

De esta manera, se obtuvo una mirada más cercana, detallada, casi que barrial, calle a calle. Partiendo del supuesto que, si bien hay una mejora en los sistemas de denuncia ciudadana, aún son muchos los casos que quedan por fuera de las cifras por el subregistro.

El profesor Avendaño manifestó:

“Se tomaron en cuenta los delitos de alto impacto, entendidos estos como homicidios, lesiones personales, hurtos a establecimientos de comercio, entidades financieras, residencias y personas, esta última categoría incluye los hurtos a teléfonos celulares y bicicletas”.

Por ejemplo, al revisar las cifras oficiales del Sistema de Información Estadístico Delincuencial y Contravencional, se evidenciaron incrementos sostenidos en los hurtos a bicicletas y teléfonos celulares por la mutación de la oferta y el mercado criminal:

El masivo uso de bicicletas, como respuesta a la crisis de movilidad de la ciudad, configuró un escenario complejo del delito, en donde de 1.983 denuncias de hurtos en 2016, se pasó a 4.627 en 2017 y a 7.732 en 2018, es decir, tasas de incremento del 133 % (2016-2017), 67 % (2017-2018) y 290 % (2016-2018).

Pese a los diversos intentos estatales por controlarlo, el hurto a celulares sigue golpeando a los capitalinos al haberse registrado 12.313 denuncias de hurto en 2016, luego 44.724 en 2017 y 65.592 en 2018. Así, hubo un incremento del 263 % entre 2016-2017, 47 % del 2017 al 2018, y del 2016 al 2018, una alarmante tasa de variación del 433 %.

“Estos delitos se han convertido en los principales dolores de cabeza de los habitantes de la ciudad”, afirmó Avendaño.

Delitos de alto impacto

Del año 2016 al año 2017 se evidencia un incremento del 110 % en los delitos de alto impacto en toda la ciudad, al pasar de 87.944 denuncias a 185.106

Las UPZ que presentaron las tasas de variación más elevadas fueron Parque Simón Bolívar con 228 %, Parque Salitre con 251 % y Sagrado Corazón con 349 %.

En cuanto al siguiente periodo, 2017-2018, los delitos de alto impacto, si bien tuvieron un incremento “moderado”, acumuló un aumento del 29 %, al pasar de 185.106 denuncias a 238.243.

En general, las únicas UPZ que disminuyeron los delitos de un año a otro fueron El Mochuelo con -7 % y Parque Salitre con -12 %.

En suma, si se comparan los resultados de los años 2016 y 2018, el aumento total fue de 171 %, al haber tenido 87.944 delitos en el primer periodo y 238.243 en el último corte de análisis.

Homicidios 2016-2017

Los homicidios en este período estuvieron dispersos por toda la ciudad, siendo las localidades Mártires, La Candelaria y Santa Fe, donde se evidenció un mayor incremento. Conservando, en gran medida, los patrones espaciales históricos del centro de la ciudad, aclarando que, según declaraciones de la Secretaria Distrital de Seguridad, son las tasas por 100.000 habitantes más bajas en los últimos 30 años.

En general, a 2016 se tuvieron 1.266 casos, en 2017 1.137 y en 2018 1.041, es decir, tasas de variación de -10 % y -8 %.

A microescala, se observó que la UPZ donde más incrementó porcentualmente la variación de los homicidios en el año 2017, respecto al año 2016, fue Venecia con un 300 % de aumento. Del año 2017 al 2018 se incrementaron los homicidios al sur de la ciudad, principalmente en las localidades de Kennedy, Ciudad Bolívar y Usme. La UPZ más afectada fue la de Arborizadora, con un incremento del 500 %.

“La inseguridad en Bogotá no puede reducirse tan solo a un fenómeno de percepción; la inseguridad es un hecho real. Las cifras evidencian que tanto delitos contra la vida, como contra el patrimonio aquejan la cotidianidad de los residentes”, reveló Avendaño.

Manifestó que, posiblemente, el incremento de las cifras hable de una motivación mayor de los ciudadanos a denunciar, hecho que permite comprender estos fenómenos, pero también dan cuenta de un cambio de enfoque en la política distrital sobre seguridad, pese a que esta administración puso en aprobación y función un sector bajo el mando de la nueva Secretaría Distrital de Seguridad.

“En sí, pareciese que a la administración le ha faltado comprender las dinámicas delictivas, y, por ende, se ve restringida en la proposición de acciones y planes de prevención y control”, afirmó.

El estudio se centró en el análisis y comparación anualizada de los fenómenos de delitos de alto impacto, a nivel de las Unidades de Planificación Zonal. Por cuestión estadística, este trabajo utilizó los datos consolidados año a año, es decir 2016, 2017 y 2018, de la actual administración distrital.

solicitar información