nada

Noticias

La ingeniería en ciencia de datos y el futuro

Publicado el:: 08-09-2021

El científico de datos anhela el futuro, aunque recurre necesariamente al pasado. En otros tiempos, muchas cosas que pasaban se convertían en puros mitos orales. Hoy en día, creamos nuevos pasados con más huellas al alcance de todos. En consecuencia, la nueva mitología es muy distinta y se cuenta de muchas formas; una de ellas, la científica, que es de todas, las más elegante y sutil. La que irá adquiriendo a lo largo de su vida el ingeniero en ciencia de datos apasionado por su profesión.

La ingeniería en ciencia de datos y el futuro Foto: Politécnico Grancolombiano
La primera tarea del ingeniero en ciencia de datos es contar qué fue lo que pasó. Para eso, dispone de muchas herramientas: se trata de una caja grande, diría mejor, un gran taller. Allí se encuentran los métodos estadísticos, los algorítmicos y los conceptos transdiciplinarios en los que ha de moverse con algo de cautela y algo de creatividad.

El ingeniero en ciencia de datos cuando investiga lo que pasó, tiene un gran público que lo quiere escuchar. Para transmitir una idea, no le bastarán sus herramientas ingenieriles; en el fondo todos, independiente de nuestras profesiones, contamos siempre una historia.

Por ende, mucho le sirve a este profesional, aprender de otros que han encontrado el truco de las buenas historias y sus referentes visuales.
Cuando el ingeniero en ciencia de datos tiene una versión, una historia completa acerca de lo que pasó, se ocupa del futuro. Esa es, digamos, una segunda tarea arriesgada y difícil. La vida que percibimos transcurre en tres tiempos y una incertidumbre. Con frecuencia, un atisbo, una conclusión de mayor probabilidad sobre un escenario es todo lo que se logra y se aplaude, aun después de mucho trabajo.

La capacidad de reducir el espacio de incertidumbre del futuro es muy bien valorada en el mercado y la academia. Se apunta a un conocimiento que ayuda la toma de decisiones más difíciles en contextos de diversa índole. No existe una ciencia política práctica, de vanguardia y pensada para un mejor futuro, sin ingeniería en ciencia de datos. Tampoco una economía, una psicología social, o una ciencia empresarial. En otros campos, ya no existe una comunicación social, sin soporte de análisis de datos predictivos: ahora la nube conoce nuestras preferencias y deseos; con ese criterio moldea la oferta. Esto solo por citar algunos ejemplos

¿Cómo conoce e investiga el científico de datos?

En la historia del conocimiento, que es la historia del ser humano, persiste una duda acerca de su naturaleza verdadera y sobre el método para conocer, para percibir. La realidad está escondida en una neblina que nos impide representarla en forma pura, sin sesgos.

En otros tiempos, la incertidumbre, lo inconmensurable, diverso e interrelacionado de la realidad, era incomodo a la academia, a su estructura analítica cartesiana. Actualmente esas condiciones son motivo de asombro. De ellas provienen los mejores nombres, las definiciones más excelsas: complejidad, sistemas, holismo, creatividad, entropía. Esto último engloba algunos métodos contemporáneos de ciencia de datos. Se trata del tránsito, el puente, entre la estadística clásica, los algoritmos computacionales y la transdisciplina.

Los primeros estadísticos disponían de muestras, bases de datos pequeñas con variables cualitativas y cuantitativas. Hoy en día, el ingeniero en ciencia de datos dispone de otras fuentes que se permitirá explorar gracias a la cantidad de herramientas que puede utilizar. En su trabajo puede estudiar grandes volúmenes de datos, estructuras de relacionamiento social y económico (grafos), imágenes, audios y textos. Como sus posibilidades de conocimiento se amplían, las ideas que de allí se derivan son de mayor complejidad en términos de las descripciones del pasado. Y su visión, domina un poco más, la incertidumbre del futuro.

¿En qué trabajará un ingeniero en ciencia de datos?

Todas las investigaciones académicas y todos los negocios que se proyectan hacia el futuro se apoyan en la ingeniería en ciencia de datos.

Así, por ejemplo, almacenar información y mantenerla segura en el tiempo, es ya una gran tarea en la que se ocuparán muchos profesionales. Otros se dedicarán a orientar la toma de decisiones en escenarios de incertidumbre reducida. Otros, orientarán sus esfuerzos en explicar lo que sucedió, sobre todo en el contexto académico y la evaluación de política pública. Y todos al final serán buenos comunicadores, rigurosos, técnicos y aun así con capacidad de llegar a un público amplio.

Algunas recomendaciones para tu proceso de formación como ingeniero en ciencia de datos en el poli.

Cuando transites por los primeros semestres fundamentación deléitate con la elegancia de la formalidad matemática. Engloba la ciudad en un círculo, luego en un eneágono, una recta, un plano, un hexaedro.

Más adelante, cuando reflexiones acerca de cuánto dejaste por fuera, engloba la ciudad en una idea más compleja. Describe las relaciones humanas en un grafo, las series financieras en geometrías fractales. Piensa en la realidad como un espacio insondable lleno de oportunidades para capturar trozos cada vez más grandes de información.

Apóyate en la capacidad de cómputo para superar las limitaciones de la cogitación humana. Utiliza algoritmos para dibujar el pasado y delinear el futuro. Combate la incertidumbre y luego admira su imponencia.

Aprende de los comunicadores, de los diseñadores gráficos, los contadores de historias. En el poli, la facultad de ingeniería incluye la escuela de diseño. Aprende de sus ideas y especialmente de sus métodos.

No mires con desprecio ningún conocimiento. Una persona creativa tiene virtudes para solucionar problemas complejos, crear nuevos negocios y ayudar a los demás. Sé creativo, amplía tu visión reconociendo lo que sabes y también lo que no sabes.

Ocúpate de entrenarte como un buen programador. Algunas herramientas de software simplifican la vida y ciertos trabajos, pero restringen posibilidad de invención de nuevos métodos o ajustes sobre los actuales. Aprender a programar será un camino para disfrutar y progresar. Será tu nuevo lenguaje, tu nueva forma de comunicación. Es como volver a aprender a leer y escribir.

Si tienes interés por algún área específica de conocimiento, considera, aun así, la posibilidad de formarte como ingeniero en ciencia de datos. En esta profesión, podrás profundizar en métodos cuantitativos que son de gran importancia en otras disciplinas. Si tienes en cuenta esto podrás luego darle contexto a tus aprendizajes en temas como finanzas, logística, inteligencia de negocios, demografía, psicometría, inteligencia artificial.

En lo posible vincúlate a un espacio de investigación como un semillero o un grupo. Allí notarás que la inspiración de los docentes proviene de la exploración de nuevos métodos y aplicaciones en contextos diversos. Te inspirarás también y harás emerger tus propias ideas, tus propios proyectos o emprendimientos.

Procura una actitud, una disciplina de aprendizaje autónomo. En realidad, ningún contenido relevante de esta carrera se aprende únicamente por medio de la observación. Los ingenieros en ciencia de datos acumulan “horas de vuelo” en su práctica.
...

AVISO COOKIES+

Universia utiliza cookies para mejorar la navegación en su web.
Al continuar navegando en esta web, estás aceptando su utilización en los términos establecidos en la Política de cookies.

Cerrar +