Consejos

Seis pasos para generar empatía con el entrevistador

Publicado el:: 01-08-2017

¿Has sentido que no pudiste expresar correctamente tus ideas después de finalizar una entrevista de trabajo? Si tu respuesta es afirmativa seguramente tendrás algunas cosas que mejorar y es precisamente aquí donde enfocarás tu atención para evitar caer en los mismos errores.

Seis pasos para generar empatía con el entrevistador

Los nervios, la ansiedad entre otros sentimientos pueden jugarte una mala pasada y dejar ese sinsabor, ten en cuenta que generar confianza con el reclutador te permitirá aportar información clara y estrechar lazos laborales. Dicha conexión es muy poderosa en cualquier proceso de selección.

Con el objetivo mejorar y afianzar tus expresiones y conductas ante el entrevistador, te recomendamos:

• Manejo del tiempo

Contemplar el tiempo que invertirás para llegar al sitio de la entrevista, planear las rutas y medios de transporte te brindará la posibilidad de estar a tiempo y evitar caer en el primer error que suelen cometer muchos postulantes, llegar tarde.

Adelantarse cinco o diez minutos te dará el tiempo para organizar tus ideas, mientras que sí te retrasas, te desconectarás de la entrevista y pensarás en las posibles excusas que tendrás que sustentar para salir bien librado.

• Contacto visual

Fijar la mirada al momento de entablar la conversación es de suma importancia, no en vano se dice que “Los ojos son el espejo del alma”, mirar fijamente al reclutador cuando se está argumentado permitirá que tus mensajes sean recibidos de manera clara y sincera.

• Romper el hielo

Las entrevistas son situaciones que se tornan formales y un poco serias, sin embargo, esto no quiere decir que no se pueda hacer algún tipo de comentario que permita relajar el ambiente, estar en una buena actitud y sonreír te destacará de los demás postulantes.

• Postura

Mantener una postura recta o un poco inclinada en dirección al entrevistador es muestra de atención y compromiso ante el proceso y la persona. Darás la sensación de estar atento a las indicaciones.

• Adaptación de gestos

Si esperas entablar una conexión directa, puedes adoptar algunos movimientos que realice la persona, de manera sutil y poco evidente. Por ejemplo, si la persona entrelaza los dedos, puedes repetir el movimiento de manera natural, generando así identificación.

• Detectar palabras

A medida que se desarrolle la entrevista, podrás responder de manera directa con palabras que seguramente ha utilizado el seleccionador. Recuerda que debes ser precavido con la información que brindas, sí la persona se enfoca en aspectos laborales y de formación, dirige tus respuestas a ello.