Parque E

Tissu: cazadoras de tendencias con responsabilidad social y ambiental

Publicado el:: 15-12-2016

Alejandra Jaramillo y Natalia Uribe son las mentes creativas de Tissu, una empresa en la que desde el diseño hasta la confección, las manos que participan lo hacen con una razón social.

Tissu: cazadoras de tendencias con responsabilidad social y ambiental

Su meta, además de crear tendencias y brindar acceso a una moda cercana, es no desperdiciar materiales. Por lo que continuamente hacen el proceso de investigación para lograrlo. Los sobrantes de la producción se emplean en accesorios y otras prendas, bajo la lógica del reciclaje. “La idea es darle un uso diferente, y que no se deseche. Estamos en ese proceso de aprendizaje para hacerlo de un modo consciente”.

Además, los diseños de la empresa son maquilados actualmente por una madre cabeza de familia, que tiene su taller de confecciones en casa, pues quieren que con la producción se beneficie a personas con necesidades económicas puntuales.

“Sabemos que el consumo de moda cada vez es mayor, y a la gente le gusta estar a la vanguardia, además las colecciones cambian cada cuatro meses. Al comprar, comprar y comprar, las prendas son desechables, y se ha popularizado la pronta moda, o el ‘fast fashion’ que llaman.

Para sostener ese ritmo, el gasto de químicos en la producción de textiles es impresionante, contamina muchísimo, y hablando de la parte social, en muchos países las personas que trabajan son esclavas y las condiciones son terribles, entonces queremos, así sea en una mínima escala, aportar a que eso no sea así”. – Cuenta Alejandra, gerente comercial y general.

Tissu cree que, más que vender, lo importante es generar consciencia e incentivar a un estilo de vida amigable con el medio ambiente.

Alejandra y Natalia son comunicadoras; social y periodista, con especialización en gerencia y estudios en marca e imagen, y audiovisual, respectivamente. Natalia, quien es la directora creativa y encargada de las estrategias de marketing digital, se conoció con Alejandra por la amistad que ella mantiene con su novio.

Pese a que en principio solo sabían de la otra por internet, pues Natalia vivía en España; ella tenía el proyecto de terminar la carrera y devolverse a Colombia. Siempre hablaban de lo que iban a hacer a su regreso, considerando su pasión por la moda y que Medellín es la capital latinoamericana.

Aunque no coincidieron al regreso de España, pues Alejandra estaba pasando una temporada de seis meses en Boston, en enero de 2014 al final concretaron la idea de donde surgiría Tissu.

Tissu es un vocablo francés para tela o tejido, además de ser un nombre con “proyección internacional, y que corresponde, justamente, a lo que usamos: telas”.

Desde sus visiones de tendencias colombianas e internacionales, empezaron a hacer prendas para uso propio y de amigas que fueron interesándose, que se ajustaran al uso cotidiano; esta última es una característica que encontraron fundamental.

Tissu hace prendas que al probarse, hacen que nos sintamos bien, son muy fáciles de adaptar y están dirigidas a mujeres modernas, arriesgadas, que se preocupan por el medio ambiente; millenials, y entre ellas están muchos públicos que se permean. En realidad, las prendas se adaptan a cualquier estilo: tennis, tacones, botines… Son muy versátiles.

Sobre el diseño, ellas tienen algunos conocimientos por su pasión, y en el caso de Alejandra, por sus estudios. Lo que hacen es idear lo que quieren, lo describen, y la persona que subcontratan hace la moldería y el proceso técnico que se requiere, para, posteriormente, tercerizar la confección.

Hoy, cuentan con el apoyo para fortalecimiento empresarial de la Alcaldía de Medellín, a través de la Secretaría de Desarrollo Económico y el Parque del Emprendimiento. Sobre este apoyo, Alejandra afirma:

Parque nos ha servido para aterrizar la idea, formalizarnos. Ya que ninguna de las dos tenía conocimiento legal, financiero ni administrativo y ha sido lo más difícil del proceso; por lo que esa parte es muy importante y la valoramos mucho en este momento. También el manejo de las ventas, conseguir nuevos clientes, cómo llegar a más personas, incrementar la producción.