Parque E

Kinira swimwear, para mujeres seguras en tallas grandes

Publicado el:: 12-10-2016

Carolina y Margarita Mejía son las hermanas creadoras de Kinira Swimwear, una empresa que con el acompañamiento de la Alcaldía de Medellín y a través del Parque del Emprendimiento empezaron diseñando trajes de baño para tallas regulares S, M y L.

Kinira swimwear, para mujeres seguras en tallas grandes

Aprovechando el buen nombre que tiene Medellín en el área de la confección a nivel nacional e internacional y su amor por la moda, deciden emprender como proyecto de vida. Iniciaron en 2014 vendiendo a sus amigas los trajes de baño en tallas regulares, y pronto detectaron una necesidad en el mercado: hacían falta vestidos de baño en tallas grandes; fue ahí donde poco a poco se dedicaron a conocer a la mujer “plus size”, desde su forma, sus gustos, y necesidades.

Fue tan apasionante todo lo que conllevó a conocer a una mujer con curvas, que deciden por completo dedicar sus esfuerzos en diseñar especialmente para tallas grandes, trajes de baño desde la talla L hasta la 5XL.

Al principio se encargó de la maquila un taller pequeño con una sola empleada. En la medida en que fueron requiriendo una producción más grande, buscaron talleres de confección con más capacidad, que, sin embargo, producían de modo masivo: lotes de 1500 modelos por referencia; cuando la demanda eran 100 unidades por toda la colección. Al ir creciendo, cada vez se habla de una cifra más gruesa de producción.

Kinira cuenta hoy con referencias que incluyen faja interna, control de abdomen, e incluso pueden ser usadas por mujeres en embarazo, ya que los materiales utilizados estiran hasta siete veces más que una prenda convencional.

Han participado de diferentes proyectos de la ciudad en los que ajustaron su modelo de negocio, dejando por completo las tallas regulares y concentrándose en las tallas grandes. Este año asistieron a una Macrrorueda de negocios con Procolombia, “muy valiosa para nosotros”, pues uno de nuestros grandes intereses es la exportación, explica Carolina Mejía directora de producción.

Consideran que en Medellín aún hay un doble trabajo: dar a conocer la marca, y hacer que las mujeres pierdan el miedo a exhibir su cuerpo, “porque todavía la gente siente pena de que la critiquen”.

“Queremos de verdad que las mujeres entiendan que son hermosas como son”. Asegura Mejía

Por ello su interés en otros países, donde sienten que ya se ha desmitificado un poco el tema.
Queremos que conozcan Kinira como una marca exclusiva para mujeres de tallas grandes, queremos ser sus cómplices, porque si bien se encuentran en el mercado algunos trajes, se hacen o con moldería pequeña o simplemente con una oferta de diseños limitado; siempre con negros o los mismos estampados.

La meta es hacer que cada mujer se sienta tan segura de su cuerpo con nuestras prendas, que los miedos o prejuicios del presente queden de una vez por todas en el pasado. Porque recuerden: no hay nada parecido a la perfección, solo ser tú perfectamente.